Avisar de contenido inadecuado

¡Grita!

{
}

¡Grita!

 Mi grito, tu grito...

 Todos los que tenemos la suerte de poder gritar ¡NO! Frente a las agresiones de todo tipo que están sufriendo tantas mujeres por parte de sus parejas en todo el mundo hagámoslo hoy de nuevo en nuestros blogs.

 No creo que nuestros gritos aquí hagan cambiar a los maltratadores; pero espero que sí puedan ayudar, al menos un poco, a las mujeres que padecen día a día la violencia en silencio. Ellas no tienen fuerzas para hacerlo. Nosotros podemos intentar darles una caricia a través de nuestros blogs, que suavice los golpes, las humillaciones, la tristeza, la ansiedad, la vergüenza, el miedo y toda esa serie de sensaciones físicas y psíquicas que trae el maltrato.

Ya son muchas las que al fin pueden levantar su voz, pero queda todavía una mayoría que no sólo no puede gritar, sino que ni siquiera puede hablar. ¿Por qué?. Son muchas las circunstancias que se lo impiden, incluso la ignorancia o el autoengaño, porque no es fácil aceptar que una es víctima de algo tan "denigrante"; no es fácil aceptar que lo permite sin hacer nada; no es fácil aceptar que la persona a la que ama, o un día amó, le esté haciendo tanto daño...

 Vemos y oímos las noticias y nos espantamos, haciéndonos cruces, cuando se produce una muerte. Pero ¿qué pasó con esa mujer hasta ahí?. La denuncia llegó demasiado tarde o nunca llegó. Aun cuando esa mujer ahora fallecida a manos de su pareja hubiese denunciado su situación anteriormente, sin duda, lo hizo tarde esperando a que él cambiase, a que cumpliese sus promesas; tampoco quería que sus allegados lo supiesen; tenía miedo a que fuese peor, qué iba a ser de sus hijos y de su vida sin medios económicos, ...tantas, tantas cosas pasaban por su cabeza que no fue capaz de gritar cuando empezó su calvario. Mientras tanto, su verdugo se crecía y su agresividad cada vez se hacía más fuerte, más constante, más justificada para él.

 Tendamos la mano a esa mujer: comprendamos su estado, su situación, conozcamos todas las barreras que tiene que saltar y no pensemos jamás que tiene culpa. Nada, absolutamente nada, justifica la violencia.

 Gritemos"¡Basta ya!".

 

 

{
}
{
}

Comentarios ¡Grita!

fue una buena ocasion para decir un NO definitiva a esta lacra social.
cursos cursos 16/01/2009 a las 20:21
Sí, siempre es una buena ocasión:).

Deja tu comentario ¡Grita!

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre